Advertencia: El Racismo es Nocivo para la Salud

15 de agosto, 2010 La semana pasada, en un colegio privado de Bolivia, un grupo de jóvenes abusó física y verbalmente de un compañero del colegio de manera violenta, aparentemente debido a sentimientos de racismo, documentaron dicho abuso en vídeo, y lo cargaron a YouTube. El joven que fue víctima de esta tortura, con el apoyo de sus padres y su abogado, ha presentado una demanda. En los medios noticieros su abogado ha indicado que sorprendentemente, tanto algunos padres del consejo del colegio como también el mismo director del colegio, están presionando a la familia de la víctima para que desistan de su demanda.

Casos similares a este (de agresión física y verbal entre estudiantes) son demasiado comunes en los colegios del país, como lo son en todos los países del mundo. Si la salud de nuestros hijos, tanto física como mental, realmente nos importa, debemos estar seguros de tomar las decisiones más responsables, incluso si eso significa castigar o corregirlos para que conozcan la diferencia entre el bien y el mal y así puedan llegar a ser adultos útiles para la sociedad.

Veamos cuán nocivo puede ser el racismo para la salud:

(La Dra. Elizabeth Page-Gould, Ph.D., es catedrática de psicología en la Universidad de Toronto. El siguiente artículo, escrito por ella, ha sido publicado en la antología "Nacimos Racistas? Nuevos Hallazgos de la Neurociencia y la Psicología Positiva" publicada por Beacon Press.)

Advertencia: El Racismo es Nocivo para la Salud

Cuando pensamos en las víctimas del racismo, típicamente pensamos en las personas que son objetos de la discriminación racial. Aquellos que han sufrido a causa de la discriminación y la opresión. Pero investigaciones recientes han identificado a otro grupo, empero improbable, de víctimas: los racistas mismos.

En las metrópolis urbanas, como por ejemplo de los Estados Unidos y Canadá (o Bolivia), es casi imposible evitar hablar con alguien de otra raza. Entonces imagínese cuánto se desgataría una persona si cada vez que intenta evitar hacerlo su cuerpo responde con una reacción de estrés aguda. Experimentaría un alza súbita de hormonas de estrés. El corazón bombea más fuerte mientras se constriñen los vasos sanguíneos, inhibiendo el flujo de sangre hacia sus extremidades y cerebro.

Estos tipos de reacciones corporales son útiles durante situaciones realmente peligrosas, pero un gran número de estudios recientes indican que las personas racialmente discriminatorias los experimentan aún durante interacciones sociales benignas con personas de diferentes razas. Esto significa que el simple hecho de ir a un supermercado, un café, o a su lugar de empleo, (o un colegio) podría causarles mucho estrés. Y si la persona racista debe experimentar esto todos los días, el reiterado estrés podría convertirse en un problema crónico, lo cual incrementa el riesgo de que se enfermen en adelante.

Aparentemente, la discriminación es muy nociva para la salud.

Desafío vs. Amenaza

El cuerpo humano se adapta de manera increíble a situaciones estresantes. Pero nuestro sistema nervioso reacciona de diferente manera a aquellas situaciones estresantes que percibimos como desafío que a las que percibimos como amenaza. Es una diferencia que, a largo plazo, podría significar la diferencia entre vida y muerte para las personas racistas.

Los desafíos incitan una secuencia de respuestas fisiológicas que envían más sangre a nuestros músculos y cerebros, mejorando nuestro desempeño físico y cognitivo. Por otro lado, las amenazas activan una respuesta fisiológica que restringe el flujo sanguíneo y libera la hormona "cortisol", la cual descompone el tejido muscular y frena los procesos digestivos para que el cuerpo pueda rápidamente acumular la energía que necesita para enfrentar la amenaza. A lo largo del tiempo, estas respuestas desgastan los músculos, incluyendo el corazón, y dañan el sistema inmune.

En otras palabras, enfrentar desafíos es saludable mientras que enfrentar amenazas no lo es. Y la clave para prosperar en una sociedad multicultural es percibir las interacciones interraciales como desafío en lugar de amenaza.

Una sociedad saludable?

El resultado es claro: ser racista en una sociedad multicultural causa estrés a nivel diario y este tipo de estrés puede resultar en problemas crónicos como cáncer, hipertensión, y diabetes Tipo II. Pero las interacciones interraciales mismas no son inherentemente estresantes. Las personas poco racistas tuvieron resultados fisiológicos muy distintos durante las interacciones interraciales. En tres estudios, las personas que tienen actitudes positivas en cuanto a personas de otras razas respondieron a las interacciones interraciales de manera feliz, saludable y adaptiva.

Estas actitudes positivas pueden ser aprendidas; las personas racistas no están condenadas a vivir así para siempre. En un estudio de participantes latinoamericanos y europeos-americanos, se eligió al azar a varios participantes racistas - a aquellos que se estresaban mucho con una simple conversación interracial - para que completen una serie de tareas diseñadas para construir amistades a lo largo de varias semanas quienes fueron asignados a una persona de distinta raza. Durante varias semanas los niveles de cortisol de los participantes racistas disminuyeron, una tendencia que duró durante las reuniones de Amistad. Además, durante los 10 días después de su última reunión de Amistad, los participantes racistas que habían logrado una Amistad con una persona de otra raza buscaron más interacciones interraciales.

Es así de sencillo: construir amistados con personas de otras razas elimina las respuestas estresantes no saludables para que cada nueva interacción pueda ser enfrentada como desafío y no como amenaza. En una sociedad racialmente diversa, aquellos que se sienten confortables con personas de otras razas tiene muchas más ventajas que aquellos que no lo hacen.

Estos hallazgos tienen importantes implicaciones en cuanto a la manera en cual diseñamos nuestros barrios e instituciones; de hecho, sugieren que políticas internas que buscan mezclar razas pueden tener resultados positivos tanto para los blancos como para los de otras razas. La futura salud de las personas racista no está grabada en piedra. Si tienen la voluntad de tomar el primer paso y buscar a personas de otras razas para formar amistades, podrán aprender a prosperar en una sociedad que es cada vez más diversa.

Lea el artículo completo en inglés aquí:

http://www.alternet.org/story/147814/warning:_racism_is_bad_for_your_health?page=entire

Click here to post comments

Join in and write your own page! It's easy to do. How? Simply click here to return to Bolivia News 2010.